insuficientes

La CEP ve insuficientes las medidas económicas del Gobierno

La CEP ve insuficientes las medidas económicas del Gobierno

Fecha: 18/03/2020

Numerosas empresas han expresado su preocupación a la Confederación

Advierte que la disposición adicional sexta del RDL 8/2020 puede suponer una carga insostenible para el tejido productivo en el medio plazo

La Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP) considera insuficientes las medidas del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, publicadas hoy en el BOE.

En el seno de la Confederación preocupa que muchas empresas sufrirán una drástica reducción de su actividad por mandato gubernativo y no podrán acogerse a la fuerza mayor, ya que, si bien es cierto que se flexibilizan ligeramente las causas, se sigue requiriendo causa económica, técnica, organizativa o de producción para el cese de actividad.

Resulta especialmente alarmante la Disposición adicional sexta, de Salvaguarda del empleo, ya que las empresas son comprometidas a mantener el empleo durante seis meses a partir de la reanudación de la actividad, algo que puede ser una carga insostenible para muchas de ellas.

La CEP lamenta que, después de varias semanas trasladando al Gobierno de España las necesidades de la mayoría de las empresas ante una incertidumbre económica como la que enfrentamos, las medidas finalmente aprobadas no estén a la altura de dichas necesidades.

Se echa en falta mayor contundencia en las medidas destinadas a autónomos y pymes, que tendrán que enfrentar intereses, amortización de capital en préstamos o líneas de crédito o financiación, además de las cuotas a la Seguridad Social y otros gastos fijos, como seguros o contratos de servicios y suministros, máxime cuando muchas de ellas perderán total o parcialmente su actividad a raíz de esta excepcional situación.

Adicionalmente, alerta la Confederación con respecto a los autónomos, el RDL solo contempla medidas que ya existían (art. 17 Cese de actividad) y líneas de avales para su financiación (arts. 29 y 30).

Cabe recordar que el 99,5% de las empresas de Pontevedra son pymes, que representan un alto porcentaje del empleo en la provincia y a las que, en muchos casos, les cuesta mucho mantener el equilibrio en su cuenta de resultados mensual.

La vía de las medidas fiscales tampoco parece agotada, aunque se flexibilizan algunos aspectos, y a nivel empresarial se considera un riesgo el que las aportaciones financieras que exige la situación reviertan en una mayor carga impositiva a medio plazo, no sólo para las empresas, sino también para los ciudadanos, con la consiguiente amenaza de estrangulamiento del consumo, nada conveniente para la recuperación.

La CEP valora positivamente las medidas de flexibilización y agilización de los ERTEs, aunque lo ideal, a su modo de ver, y dado lo incierto de la evolución de la situación, hubiera sido que se instaurase un procedimiento automático, sin perjuicio de su revisión o control posterior.

Desde el máximo órgano de representación de los empresarios pontevedreses recuerdan que los empresarios desean por encima de todo mantener el empleo y las empresas, y que el Ejecutivo, en colaboración con las autoridades europeas y los gobiernos autonómicos, deberán continuar aportando soluciones a medida que la situación vaya planteando dificultades, no sólo para frenar las pérdidas económicas, sino para incentivar el consumo.